Líder en la Industria Restaurantera de comida rápida, logra el 18% de Ahorro Energético, mejorando la Eficiencia Operativa en cientos de establecimientos.

Nuestro cliente contaba con problemas de ineficiencia operativa en todas sus cadenas de restaurantes. Sus franquicias se enfrentaban con altos costos de energía y un incremento en desperdicios de alimentos.

Sin saber por dónde empezar, este líder en la industria de restaurantes de comida rápida (RSR) se acercó a GSE en busca de una solución.

Necesitaba un sistema que no solo maximizara el uso de la energía de manera eficiente, sino que también lograra por lo menos un 5% de utilidad neta para la compañía, lo cual, sólo se podía lograr con un ahorro energético mínimo del 13%, mientras se adaptaban a los rigores diarios de la industria RSR.

Situación

Las unidades de A/C no cumplían con las temperaturas de inyección idóneas, las puertas de las cámaras de refrigeración y congelación se mantenían abiertas durante mucho tiempo y las cámaras frías eran apagadas manualmente por los empleados frecuentemente, lo que contribuía a que las cámaras funcionaran a temperaturas elevadas y por ende se generará un desperdicio de comida.

Solución

Con la ayuda de nuestro equipo de punta Viridis, el Centro de Evaluación de Datos 24/7 de GSE, y nuestro equipo de ingenieros altamente capacitados, diseñaron un modelo de servicio que de manera específica cubría las necesidades de nuestro cliente

La información clave obtenida por Viridis fue revisada por ingenieros de GSE que se especializan en Aire Acondicionado y Refrigeración.
Con la colaboración estrecha entre GSE y el departamento de Mantenimiento del cliente, se logró que el 70% de las unidades de A/C alcanzaran temperaturas de inyección adecuadas, con una mejora de 6°F en las mismas.
Antes de que se instalara el control de GSE, la temperatura promedio en todas las cámaras de refrigeración de la marca era de 43°F. Después del control de GSE, la temperatura a nivel marca disminuyó a 38°F, logrando que el 99% de todas las cámaras de refrigeración cumplieran con los requerimientos de la certificación NSF
Asimismo, las cámaras de congelación tenían una temperatura promedio de 18°F antes del control de GSE. Después de la instalación del sistema de automatización y con la ayuda del equipo de mantenimiento disminuyó a 11°F, ayudando a que el 79% de las cámaras de congelación estuvieran dentro de los estándares de la certificación NSF.
La instalación de sensores de puertas permitió reducir el tiempo en que las puertas permanecían abiertas durante el día. La reducción fue de 5 horas en Refrigeración y 1 hora en Congelación.
Con el servicio y asesoría de GSE, el departamento de mantenimiento pudo enfocarse en equipos críticos y así reducir los gastos del departamento en un 30%.

Gracias al Centro de Evaluación de Datos 24/7, GSE pudo identificar las 3 principales razones por las que las cámaras frías estaban siendo apagadas de forma manual por el personal del restaurante.

67%: Limpieza

24%: Entrega de Producto

9%: Inventario



GSE recibió notificación cada vez que una cámara fría era apagada de forma manual, permitiéndonos llamar al gerente inmediatamente, evitando apagados prolongados y costos generados por mermas de alimentos.

Gracias a la persistencia y al monitoreo del equipo de Ingeniería de GSE, logramos identificar fugas de refrigeración en cámaras frías, ayudando al equipo de Mantenimiento a repararlas a tiempo antes de que se convirtiera en un problema grave, ahorrando a nuestros clientes cientos de dólares en mermas.

 

El éxito

En tan solo un año de trabajar con GSE, nuestro cliente maximizó el desempeño de sus A/C logrando condiciones de enfriamiento apropiadas en un 70% de sus A/C, redujo los tiempos de puerta abierta en sus cámaras de Refrigeración y Congelación en 86%, mejoró 4°F las temperaturas promedio de sus cámaras de Refrigeración y 7°F en Congelación. Con el sistema Viridis instalado, nuestro cliente mejoró la eficiencia operativa en cientos de sus restaurantes y obtuvo un 18% anual de ahorro global en sus gastos energéticos.

Ahorro anual de energía por tienda: $3,808